Y aquí tenemos otra forma de saber si tu contenido interesa, porque cuando JBMoreno pregunta… hay que responder.

Mirad, en el post anterior Análisis de contenido, nuevas y diferentes métricas, hacía una propuesta de cómo analizar el interés en el contenido. Siempre enmarcado dentro de los límites de nuestra web y desde un punto de vista cuantitativo. Mi interés se centraba en poner una cifra al interés que generaba un contenido.

¿Por qué no incluí los comentarios en el enfoque de análisis?

Porque no son lo que parecen. En principio que un post tenga comentarios es una demostración de que “algo se remueve” entre los lectores, los que comentan parece que al menos se lo han leído… O no, muchas veces son comentarios que responden a comentarios, como una segunda conversación paralela al contenido del post.

Por otro lado, la costumbre de comentar en un artículo con el tiempo parece que se está trasladando a “republico en mis redes y comento” para generar debate, algo que da bastante información, pero mas que del interés que genera un artículo podemos decir que nos habla de la capacidad de “remover conciencias” si es que se puede usar ese término, o de autoviralizarse dicho contenido.

No quiero decir que no sirvan, sirven para medir el interés, pero sirven mucho más si atendemos a lo que dicen más que a cuántas veces lo dicen.

Entonces ¿sirven o no sirven?

Pues si, si sirven, pero hay que salir de los límites de nuestra web. Ahora los comentarios no sólo viven en tus post, para muestra un botón, estoy respondiendo a un comentario de twitter… y esto cuenta como comentario. Ésta es otra razón por la que no estaban incluidos los comentarios, por facilitar el análisis. La propia forma en que se desarrolla la vida de un post hace que sea francamente difícil seguir lo que se dice de él, ya que no ocurre dentro del mismo post. Lo ideal es hacer recuento, pero yo prefiero hacer caso a lo que dicen mas que a cuántas veces lo dicen. Además, por la forma y lugares donde se hacen los comentarios a los posts me sirven mas para saber el alcance y conocer dónde están los que leen un artículo..

En fin, que no es que no los utilice, sino que los utilizo para otra cosa… Espero haberme explicado… 😉

 

Apúntate a la Newsletter