Ya llevo unos días probando  google analytics en tiempo real. Creo que es un buen momento para contaros alguna de mis impresiones.
      Cuando lo enseñas, la gente flipa. Si, les parece mágico y un gran número de escépticos con la analítica web seguramente comiencen a verlo con sus propios ojos como algo que funciona y es útil.
      Con el tiempo real es imposible engañar a nadie. Ves algo que sube o baja, emites tus sugerencias y, si se lleva a cabo alguna acción, al momento se ve si funciona o no. Eso, para alguien que pase de estas cosas es un buen jarro de agua fría.
         Pero no todo es bonito, el tiempo real requiere estar “en tiempo real” analizando… quiero decir, no es bueno perderle la pista a lo que está pasando, porque puedes perder el hilo con facilidad. El “problema” es que tu vida tiene que seguir mas allá de lo que está ocurriendo en este mismo instante en tu web.
        Una de las cosas que mas cuesta asimilar es la cifra de VISITANTES ACTIVOS, mas vale no confundirse. Si tenemos  X activos en un momento y Z a los dos segundos, NO TENEMOS X+Z visitas. esto es importante aclararlo…
        Por otro lado la primera duda que surge ¿son muchos o pocos?. Ésto sólo lo puedes saber con el paso del tiempo, a día de hoy yo he empezado con mas de 4000 activos a primera hora de la mañana. Cifra sensiblemente mas alta de lo habitual, pero muy pequeña comparada con los mas de 10000 que veo ahora mismo ( teniendo en cuenta que estamos en hora de máxima navegación).
        Contenidos. Cómo se mueven los contenidos es un detalle importante, pero hay que tener siempre en mente ¿Dónde se ubican estos contenidos? no es lo mismo que estén en la portada que a una profundidad de 3 o 4 clics. Si están profundos una buena sugerencia es “hacerlos flotar” si están muy accesibles habrá que ver otra serie de variables.La información cualitativa es importante. Un mismo contenido con dos tratamientos diferentes tiene diferentes funcionamientos. Porque, sí, un contenido impecable puede no funcionar bien si no es lo que buscan o esperan ver los navegantes. el contenido es el rey, pero si es visible y accesible se convierte en el emperador… bueno, esa es otra historia.
       ¿Con todo esto que quiero decir? que ya no vale con ver que ha estado pasando, revisar, un ratito de pensar y elaborar el informe sobre papel. Ahora todo tiene que ser mucho más ágil, las decisiones se han de tomar ” al vuelo” y al momento, tirando del sentido común acumulado por la experiencia de horas y horas analizando una web. La confianza es básica, de nada sirve tener un gran analista si no nos fiamos de lo que dice y si no arriesgamos y seguimos sus sugerencias. Bastante jodido es que  esté una persona con una gran dosis de stress siguiendo el “segundo a segundo” de tu web si al final no es para dar utilidad a su conocimiento, experiencia e intuición.
Otra de las consecuencias de esta novedad es que el analista empieza a convertirse en una especie de agente de bolsa. Las “cotizaciones” suben y bajan rápidamente y hay que tomar decisiones en base a ellas y al propio conocimiento para no salir perdiendo al final del día. Eso es en lo que se está convirtiendo el universo web  y parece que lo siguiente que veremos será algo parecido en la publicidad en internet una palabra costará más o menos dependiendo de la hora del día, la cantidad de demanda, las ubicaciones que se manejen, etc, pero eso… también es otra historia, una historia que me empezó a contar @gemamora ( alguien con quien os recomiendo mantener al menos una conversación en vuestra vida, es todo energía, entre otras virtudes) y que parece que va siendo una realidad.
Por cierto ¿habéis comprado ya mi libro? es el momento de comprar “Analítica web con Google Analytics”

Apúntate a la Newsletter