Imagina que tienes un contenido. Un contenido que va a aparecer en un momento dado en una plataforma o dispositivo y tendrá una vida de una hora. Además, el contenido en cuestión tiene personalidad en redes sociales. Facebook, Twitter e Instagram. Para complicar un poco mas el tema tanto el contenido como su presencia digital forman parte de un ecosistema en el que convive con un gran conjunto de contenidos todos ellos con su presencia en redes sociales…¿Cómo manejamos todo ésto para que nuestro contenido sea un éxito?

Desde luego no es una misión fácil, hay que tener los deberes hechos. Sobre todo tener unos objetivos claros y conocer la utilidad de cada herramienta. En principio hay que tener claras las métricas que nos sirven…

1.- Fase previa: Dar a conocer el contenido.

                  En los diferentes canales que tenemos.
                  Obviamente, lo más fácil y rápido es promocionarnos en el canal/dispositivo/ventana en que va a aparecer el contenido. Además deberemos usar nuestros perfiles de redes sociales existentes para “avisar” a los que ya nos conocen. El reto está ( en ésta fase) en incrementar esa base de audiencia, en “captar nuevos”. No olvides que te encuentras en un ecosistema que convive con otros contenidos y perfiles de RRSS ¿Por qué no utilizarlos?
                 Si has pasado un rato midiendo y analizando tu ecosistema de perfiles habrás notado ya que una plataforma es mas adecuada que otra para según que objetivo. En éste caso lo que queremos es notoriedad y alcance. Es el momento de elegir, de entre todas tus cuentas de redes sociales ( obviamente que sean un poco afines a tu contenido) aquellas que mejor funcionen en dos aspectos:
  1. Alcance: porque queremos llegar al máximo de gente. Y al ser cuentas diferentes pero afines siempre es “carne fresca” que probar.
  2. Amplificación: Son aquellos perfiles con mas probabilidad de “republicar” tu contenido. Aquellos que en cuanto publican algo sus seguidores proceden a “republicarlo”
De ésta forma nos aseguramos que por un lado alcanzamos a gran cantidad de gente y además nos aprovechamos de los favores de los republicadores para llegar mas lejos y aumentar nuestro universo.
Para saber como ha funcionado ( lo que yo llamo un análisis post mortem) sólo tendremos que mirar si:
  1. el UNIVERSO ( gente a la que podemos llegar) y el ALCANCE ( gente a la que llegamos del universo) han crecido, tanto de forma Global como particular.
  2. El número de fans ha subido o bajado ( éstos ya están cazados).
  3. Mantenemos o incrementamos el nivel de amplificación. Tendremos una medida de la eficiencia de nuestra acción

2.- El gran momento ¡El contenido se está publicando!

        Ha llegado el gran momento, y el contenido está en acción. Por un lado en la “ventana principal” pero, además, tenemos otras pequeñas ventanas que nos van a servir para captar algunos usuarios más.
¿Qué objetivos podemos tener aquí?
      Por un lado no debemos abandonar del todo nuestra misión de dar a conocer el contenido. Siempre algún posible usuario se olvida de nuestro evento y no queremos que se lo pierda ¿verdad?
  Por tanto no debemos olvidarnos de nuestros perfiles de ALCANCE y AMPLIFICACIÓN.
Pero ésto no es todo.  Ahora debemos incluir a aquellos perfiles afines que además tengan un buen nivel de CONVERSACIÓN (comentarios/fans) y AMPLIFICACIÓN ¿Por qué? Porque necesitamos sea  la gente que hable de nuestro contenido y que sus palabras lleguen lo mas lejos posible ( lo sé, el equilibrio es complicado, ese es el reto).
Debemos combinar nuestras publicaciones con la conversación ( que ninguna interesante quede sin respuesta) y con algo muy importante

Convierte la interacción con tus usuarios en tráfico hacia tu contenido, en cualquiera de las ventanas en que vive dicho contenido

¿Cómo analizamos esto?
Recuerda tu objetivo, que la gente vea tu contenido Por tanto lo primero que tienes que mirar es tu audiencia en las diferentes ventanas… por canal de adquisición, no lo olvides. Aquí no estoy hablando de SEO ni lo voy a hacer y tampoco de otras acciones tipo email marketing o similar, de la misma forma que no hablo de publicidad off-line. Estoy hablando del entrono que hemos creado al principio. un contenido y su presencia en redes sociales dentro de un ecosistema similar pero mas amplio.

    No hay que dejar de lado la parte cualitativa del asunto ( conversación ¿recuerdas?) ¿Cuál es el tono general de la conversación? ¿Qué  propuestas podemos captar del público para mejorar?¿Cuál es el discurso que se desprende de la conversación con nuestros fans/audiencia/usuarios?

3.- El día después. Volvemos a empezar.

Como ya deberías saber, el contenido digital vive más allá de su momento de emisión. Es verdad que mola ver las cosas “en directo” cuando ocurren. De hecho ese es el momento de máxima audiencia de un contenido, pero también está bien recordar y, si tenemos disponible el contenido para aquellos que lo quieren volver a ver o aquellos que llegaron “tarde” ¿Por qué no darle una vida útil al contenido?
Además, siempre nos va a servir para repescar usuarios en siguientes capítulos de nuestro contenido y mantener el interés a lo largo de la semana…
En este punto es donde volvemos a empezar. Tenemos que volver a tirar de los perfiles que amplían nuestro universo y alcance, y aprovechar las conversaciones para convertir a los usuarios habladores en republicadores…
Fácil nadie ha dicho que sea, pero se puede poner un poco de orden y planificación en la promoción de contenidos que viven en el tiempo y tienen personalidad digital propia en las diferentes plataformas. Sólo hay que tener los datos, saber lo que hacemos y aprovecharnos del conocimiento que los datos nos van a dar.
Ya habrá tiempo de hacer análisis post mortem, mejor hagámoslo antes y consigamos resultados.
 
Apúntate a la Newsletter