.

No se si lo sabrás o no, pero trabajo en un medio de comunicación. Concretamente en un grupo que hace radio y televisión y, además, una web, aplicaciones móviles y de tv, Hbbtv…  Y, si, tenemos un problema gordo de medición.  No es que yo lo diga, son algunas las voces que ya lo dicen y no son precisamente los mas “digitales” del asunto, aunque también hay de estos últimos como el artículo que puedes leer de TV or not TV
Una parte del problema es heredado. A nadie se le escapan las criticas a la medición de televisión, que si el muestreo, que si la representatividad, que si no mide los bares y sitios públicos y no faltan aquellos de “ es que un tío de la montaña de nosedonde vale por 300 televisiones
Otra parte del problema es por no evolucionar. Estamos perdiendo el carro del consumo multidispositivo y multitemporal( bajo demanda) los contenidos audiovisuales se pueden consumir en cualquier momento y en cualquier dispositivo ( tv,ordenador, móvil, tablet y lo que venga)
Y otra parte viene del mercado, un mercado que no siempre es consciente de la magnitud del entorno digital.
Tal es así el problema que el “mercado” intenta ponerse de acuerdo y decide que los datos de audiencia tienen que estar controlados por alguien neutral y tenemos un par de opciones.
Una de las opciones es dejar en manos de un tercero que se le da muy bien lo de medir páginas vistas ( bueno, vienen de controlar las publicaciones de periódicos y revistas) pero que no van mas allá de ver ” quien la tiene (audiencia) mas gorda” en cuanto a visitas. Mal asunto si quieres conocer a la audiencia y los contenidos, por no hablar de el coladero que es permitir múltiples herramientas de medición diferentes. ( ya os hablare de estos trileros, porque es de traca)
Por otro lado tenemos un medidor acordado por los actores del mercado, que devuelve un dato híbrido censal-panel con el que sí parece que tenemos datos de personas e interacciones, pero que se queda corto para lo que realmente necesitamos ya que sólo mide  dispositivos pc en el caso de ordenadores, con bastantes problemas para medir aquello que no sea el hogar… hay que planificar con lo que se pueda…
No sé si es cosa mía, pero así no va a ir bien la cosa. Necesitamos saber cuánta gente (y qué gente) ve o interactúa con los contenidos. Hay que medir el contenido independientemente del cuándo, el cómo y el dónde. No me negarás que si ese contenido va acompañado de publicidad el resultado no es goloso…
Además, ya no hace falta ser una emisora de tv para convertirse en un canal de tv… o de radio.
Me consta que el medidor de TV va a intentar medir el contenido reproducido en diferentes dispositivos, independientemente de si su emisión es en directo o bajo demanda… estaría bien obtener algo así como ” el programa tal ha sido visto por X personas en las webs x1,x2,x3…” bueno, ya es un avance. El problema es que no todo el contenido es audiovisual. Alrededor de una serie, una película o una serie de tv aparece contenido web, aplicaciones, etc que en definitiva suponen “impactos” ( si es que podemos llamarlos así).
Una posible solución pasa por definir nuevas métricas que se adecuen a las actuales formas de consumo. Conozco un “cuate” que ha cogido el EGM y ha mirado cuánta gente consume tv sólo por internet y lo ha sumado al consumo de tv… bueno, tampoco es eso ¿no?
Podemos considerar el contenido como un todo de “contenido y continente” de forma que tengamos una audiencia del contenido Global, otra del contenido “satélite” y otra del contenido “core” y eso que no me meto con la “audiencia social” que hace subir los números de “penetración” a niveles desconocidos. Si ponemos el centro en la tv ( espero que no) tendríamos televidentes, audiencia digital , televidentes digitales y audiencia social, o como quieras llamarlo. Puede que ahora tengamos algo parecido, pero el problema es que esas métricas no están relacionadas entre sí. Las métricas no son compatibles ni comparables entre sí. Y así poco podemos hacer.
En fin si has llegado hasta aquí enhorabuena, porque no voy a escribir mas por hoy…

Apúntate a la Newsletter