Últimamente estoy recibiendo bastantes preguntas acerca de reputación e identidad digital, y me encuentro que aquel que pregunta suele esperar que la respuesta sea algo totalmente novedoso, muy “2.0”, y , claro, cuando les dices que es prácticamente igual que en el mundo de “carne y hueso”,se pillan un rebote, decepción y frustración de tres pares de narices.
Llegados a este punto yo siempre digo lo mismo:
La única diferencia es que, ahora , cuando te insultan, lo hacen a la cara, y si no lo hacen a la cara hay muchas y mas efectivas formas de enterarse”

La identidad es la respuesta a ¿quién soy? ¿cómo soy? Para responder a estas preguntas no sólo vale lo que nosotros digamos, también influye lo que los demás perciben, lo que nosotros emitimos sin darnos cuenta, etc, etc, etc.
Esta vez os propongo un ejercicio muy divertido: LA VENTANA DE JOHARI, que como dice la wikipedia:
“Es una herramienta para ilustrar el proceso de interacción humana creada por los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham, cuyas primeras letras de los nombres conforman la palabra Johari. Este modelo de análisis ilustra el proceso de comunicación y analiza la dinámica de las relaciones personales.”

Como veis en la ventanita (click para agrandar) hay cuatro cuadrantes en los que ponemos información:

  1. Lo que yo y los demás sabemos de mi: Aquello que conozco y comparto y que los demás comparten conmigo. Todo lo que comunico por los diferentes canales y el feedback que recibo ( comentarios en blogs, redes sociales, etc)
  2. Lo que sólo yo se de mi: y todavía no lo comparto. Aquí estaría todo aquello que quiero proyectar sobre mi imagen e identidad podrían ser los datos que sacamos con nuestra herramienta de analítica web acerca de nuestro sitio web.
  3. Lo que sólo los demás saben de mi: y todavía no he descubierto. Esto ocurre cuando no monitorizamos aquello que acontece fuera de nuestros “dominios”, como pueden ser noticias, comentarios de usuarios en diferentes entornos, etc.
  4. Lo que nadie sabe de mi: Lo que no analizamos nosotros ni nadie, podríamos pensar que no existe, pero está ahí y puede salir a relucir…

Las fronteras de las cuatro ventanitas son móviles y llevan a diferentes estados, pero el ideal en este mundo 2.cerista es aquel en que el primer cuadrante ocupa el máximo de espacio.
Ahora el problema es ¿como conseguir esta información? En los puntos anteriores he dejado unas pistas, pero no es complicado deducir que es esencial analizar y escuchar todo lo que ocurra con respecto a nuestra identidad digital ya que si no lo hacemos no sabremos quienes somos y no podremos caminar en ningún sentido.

Apúntate a la Newsletter