Casi siempre que tengo una conversación sobre análisis web con alguien detecto unas cuantas ideas que se repiten, pero que parecen no tener solución.
La primera idea ya es famosa y recurrente, ¡¡las muestras representativas!!

¿Lo que medimos es representativo o no? ¿Cómo de grande ha de ser una muestra para ser representativa?

Esta duda surge porque, aunque parezca mentira, los datos que tenemos no son 100% fiables. La gente borra cookies, las visitas son marcadas doblemente porque el usuario deja pasar mucho tiempo y reanuda la visita, etc. Esta parte ya la he abordado en un post anterior.
Otro problema de medición con muestras, surgió en el último Conversion Thursday.

¿Cómo elegir una muestra si el universo es cambiante y desconocido?…

Esta es tremenda.
El universo de estudio no es ni cambiante ni desconocido (¡¡sorpresa!!!). El universo de estudio lo elegimos nosotros como analistas, y bien puede ser un país, una provincia, hacer la selección por género y si el usuario es estadístico o sociólogo ;).

Una vez elegido el universo de estudio, si resulta ser un universo excesivamente grande o cuyo análisis resulte complicado, podemos seleccionar una muestra para inferir resultados de estudio. ( cómo seleccionemos la muestra es asunto del analista, puede ser probabilística o no, pero esa es otra pelea …)
Pero la gran duda surge con los datos cualitativos, el ¿por qué? Del asunto. Veamos un ejemplo.
¿lo que dicen de nosotros nos conviene o no? O mejor dicho ¿qué imagen tiene nuestra web entre los usuarios y los que hablan de nosotros? Aquí el problema ya no es de números.
Partimos de la premisa que estamos monitorando aquello que se dice de nosotros.

Para analizar estos datos podemos hacerlo de diferentes formas. En esta ocasión os explico un sistema de análisis cualitativo “muy poco numérico”. El sistema es muy simple “ASOCIACIÓN DE IDEAS”.
Lo primero que debemos hacer es, una vez almacenada toda la información, separarla según ideas diferentes. En cada párrafo que escriba alguien en algún sitio y se refiera a nuestra web existirá una idea que debemos interpretar y seleccionar. Una vez hecho esto reordenamos toda la información por IDEAS y obtendremos el discurso general o imagen que tienen los usuarios de nuestra web. Aquí os lo explico gráficamente. .


Sencillo ¿verdad? Eso parece, pero no os confiéis, porque cuanto más hablen de uno, más información a diseccionar y mas trabajo de chinos ¿para qué? Para que luego venga el listo de turno y pregunte ¿qué porcentaje de gente piensa eso?. No hombre no, eso con toda certeza ocurrirá, pero lo que obtendremos es una información mas valiosa, la imagen que proyecta nuestra web. Con esta información podremos tomar un sinfín de decisiones, desde no hacer nada, hasta modificar del todo nuestra web para que se adecue a la imagen que mas nos convenga.
Recordad que la información cualitativa no responde a cantidades ni frecuencias, sino a ideas, que aunque son menos manejables, proporcionan una información mas potente….
Y otro día…. Mas.

Apúntate a la Newsletter