Toca volver a repasar los básicos.Y lo más básico en analítica es tener un plan. Si, ya lo sé, esto no es algo que se haga muy a menudo, lo más habitual es que un buen día, en una web cualquiera pongamos una instalación básica de Google Analytics y a correr. Ya sabemos cuantas visitas tenemos, una noción de su procedencia y ¡hasta que contenido es el mas consumido! Vamos, que ya lo tenemos todo y no necesitamos más.Nada mas lejos de la realidad…

El primer paso: conoce tu web

Si, pégate un paseito por la web que tienes entre manos. tendrás que ver si tiene muchas o pocas páginas y apartados, que tipo de web es, ¿cómo son las urls? ¿qué objetivo persigue? ¿Qué pasos nos llevan a conseguir ese objetivo?

¿Qué pretende la web que hagan los visitantes? captar un dato, una venta, mostrar un contenido… las posibilidades son muchas… toda web tiene un GRAN objetivo, pero hay muchos pasos antes que podemos medir para saber si lo estamos haciendo bien o no ¿mides cada paso del embudo de venta? ¿consigues que la gente se de de alta en tu newsletter?

¿Qué funcionalidades tiene la web? formularios, banners, buscador interno…

¿De dónde voy a traer el tráfico? esto trata de canales de adquisición, yo siempre tengo la obsesión de etiquetar mis campañas y sacra de la oscuridad todo el tráfico directo que pueda.

¿Qué tipos de usuario puedo tener? Aquí tendrás que poner un poco de imaginación por tu parte, ponte en la piel del usuario. Lo hay que son mirones, que simplemente quieren comprar e irse, etc

Segundo paso:Implementación

Con los anteriores deberes hechos llega el momento de planificar la implementación. ¿Te has dado cuenta ya de que la instalación básica de analytics no te va a servir de nada?

Una de las primeras cosas que habrás visto es si la web tiene un dominio y nada más o si tiene varios subdominios o son varios dominos juntos. Con esta información tendrás que tomar la primera decisión. Si tienes que convivir con varios dominios y subdominios las alternativas son varias también incluso puedes necesitar usar varios códigos de analytics (Seguimiento multidominio). Por otro lado puede que no queramos enviar las urls tal cual las vemos en el navegador ( pueden no significar nada para el analista) para hacer enviar una url distinta a la que sale en el navegador hay que hacer una modificación en el código, de ésta manera:

ga(‘send’, ‘pageview’, page);
 En lugar de “page” sólo tienes que poner aquello que quieras enviar. No hay que volverse loco, generalmente se hace de forma automática, no suele ser necesario ir página a página.

Es importante si tratamos con un ecommerce hacer la implementación correctamente, recuerda que es un caso especial y requerirá un poco mas de esfuerzo..

El siguiente paso es la medición de todo aquello que ocurre en la web y que no son páginas vistas. Para eso utilizamos los eventos (Seguimiento de eventos) pueden ser descargas, interacciones con reproductores de audio/video, clics en ciertos enlaces /banners.

En cuanto a funcionalidades el ejemplo mas claro es el buscador interno (configuración del buscador) aunque también puedes hacer seguimiento de registros o cualquier otra cosa.

Procedencia del tráfico. Ya sabemos que de forma automática medimos el tráfico orgánico, el de enlaces y el directo, pero un poco más de información nos va a venir mejor. por ejemplo podemos diferenciar el tráfico que generamos nosotros en redes sociales del que viene porque le da la gana… también conviene saber el tráfico que vien desde las diferentes newsletters o el tráfico que viene desde whatsapp o telegram ( que de otra forma se iría a tráfico directo) (Seguimiento de campañas)

Los objetivos. Por fin llegamos. Como sabes hay cuatro tipos de objetivos.(configuración de objetivos)

  1. Destino
  2. Evento
  3. Tiempo en el sitio
  4. Páginas por visita

Con estos cuatro te tienes que apañar. Sólo una cosa a tener en cuenta, si quieres crear un embudo de conversión el único tipo que lo admite es el objetivo tipo DESTINO.

Tercer paso: documentarlo todo.

Y es que no estas solo en este mundo y no vas a ser eterno. Además las webs están vivas y probablemente tendrás que actualizar tu implementación tarde o temprano. Lo habitual es montarse un odioso excel donde detallamos qué medimos, en qué momento y los valores que hay que enviar.

Si sigues estos pasos con cierto orden tu trabajo ( y el de los que te sigan) será si no más fácil, menos caótico y estarás preparado pasar al siguiente nivel de “analista web molón”.

Apúntate a la Newsletter